top of page
  • Foto del escritorRedacción Pares

La necesidad de salir a suplicar porque se acaben el asesinato de líderes sociales y firmantes de paz

Por: Redacción Pares




El 24 de noviembre del 2016, en una sobria ceremonia en el Teatro Colón, se firmó la paz entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC en cabeza de Rodrigo Londoño. Este acto constituyó un verdadero alivio cincuenta y tres días después de que el No se impusiera -por un breve margen- en el Plebiscito para refrendar los acuerdos de La Habana. El sueño de un país en paz poco a poco se fue desmoronando. En varias zonas del país empezaron a escucharse historias aterradoras. El 19 de septiembre del 2021, en el barrio El Futuro de Quibdó, sacaron de su casa a Manuel Mena Viveros, ex integrante de las FARC, firmante de paz. Los hombres que se lo llevaron le preguntaban por las armas que presuntamente tenía. Nunca lo volvieron a ver. Apareció un par de días después degollado.


Sin embargo, al primer ex combatiente que asesinaron fue Wrayner Andrés Bayona Blanco, en Tibú Norte de Santander, el 3 de febrero del 2017. Desde entonces han asesinado a más de 400 firmantes. La ONU afirma que han matado a un firmante cada seis días. Las cifras de líderes asesinados en Colombia también son preocupantes. A pesar de que el gobierno Pero tuvo como premisa de campaña parar los asesinatos el año pasados estos llegaron a 188, uno menos que el último año en el que fue presidente Iván Duque.


Ahogados por esta situación Defendamos la paz hizo una convocatoria para este martes 20 de febrero con el fin de hacer un duelo colectivo y exigir que se pare el asesinato de líder y ex combatientes. Diferentes sectores de la sociedad civil, desde el periodista Daniel Samper Ospina o el ex ministro Juan Fernando Cristo, han invitado a la Plaza de Bolívar este martes desde las cinco de la tarde.


Esta es la tabla de los líderes asesinados desde el 2016 hasta la fecha:




Esta es la tabla de excombatientes asesinados desde el momento de la firma entre el gobierno Santos y las FARC



Comments


bottom of page